El colombiano Iván Ramiro Sosa (Androni) conquistó la XL Vuelta a Burgos al vencer la etapa reina de las Lagunas de Neila por delante del anterior líder, Miguel Ángel López (Astana) y Sergio Pardilla (Caja Rural), que llegó a ser cabeza de carrera hasta los últimos 400 metros.

A sus 20 años, se trata de la victoria más importante del escalador de Pasca, que ya acumula nueve éxitos en 2018, su segundo como profesional.

El podio final queda conformado por los dos colombianos, con ‘Supermán’ a 17 segundos de Sosa, y el español David de la Cruz (Sky), que repite el mismo resultado del año pasado, a 53 segundos.

La quinta y última etapa volvía a girar en torno al tradicional final en las Lagunas de Neila (11,9 km al 6,2% de media y máximas del 18%), un puerto de categoría especial al que precedían otros tres de tercera (Alto de San Cuerno, Alto del Cerro y Alto del Collado de Vilviestre) a lo largo de un montañoso recorrido con inicio en Salas de los Infantes.

La velocidad con la que se desarrolló la etapa desde la misma salida demoró la formación de la buena fuga hasta el kilómetro 70, superado ya el primer puerto, cuando un grupo de 11 corredores consiguió abrir hueco sobre el pelotón principal, aunque nunca por encima de los dos minutos.

Garikoitz Bravo (Euskadi-Murias), Lucas de Rossi y Ángel Madrazo (Delko), Nicola Bagioli (Vini Fantini), José Joaquín Rojas y Jaime Castrillo (Movistar), Ben King y Johan Van Zyl (Dimension Data), Perrig Quemeneur (Direct Energie), Diego Rosa (Sky) y Pablo Torres (Burgos-BH), este último, líder de la montaña y de las metas volantes.

No perdió el tiempo el corredor del Burgos-BH, que se aseguró el premio de las metas volantes en Hontoria del Pinar, favorecido por la ausencia de corredores de la Fundación Euskadi en la fuga. El gallego también puntuó en el Cerro y el Collado de Vilviestre, pero no pudo hacerse con la montaña, que fue a parar a las manos de Iván Sosa al ganar en Neila.

Ataques por doquier

La escapada se rompió en las primeras rampas de las Lagunas, con Madrazo y King cogiendo unos metros mientras el propio Dimension Data pujaba por detrás. A falta de 8 kilómetros comenzaron a producirse los primeros saltos desde el pelotón y el propio líder de la carrera, ‘Supermán’ López, tomaba las riendas del grupo de favoritos.

Antón y Pardilla se intercalaron en un segundo grupo de varias unidades buscando poner en apuros al colombiano. Por delante Madrazo se quedaba solo, aunque las diferencias eran mínimas y el cántabro era cogido por los perseguidores a poco más de 3 kilómetros para la conclusión.

Igor llegó a ser líder virtual en el momento en que Pardilla soltaba un fuerte ataque en busca de la gloria. De la Cruz, Kudus… Era un ‘todos contra Miguel Ángel López’, que se quedó junto a su gran rival, Iván Sosa, mientras el resto de contendientes jugaban sus cartas.

No obstante, Sosa no había dicho la última palabra y volvió a protagonizar una arrancada como la de Picón Blanco para rebasar a todos sus rivales y ganar la etapa con una ventaja suficiente para convertirse en el nuevo campeón de la Vuelta a Burgos.

Fuente: Diario Marca.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar