Castillo

42.342686, -3.707265

En el Castillo encontramos el origen de la Ciudad fundada en el año 884 por el Conde Diego Porcelos. Fue una fortaleza que estuvo bajo el control directo de los monarcas castellanos. Tuvo funciones de prisión para personajes de alto rango, fue lugar de encuentros diplomáticos y de celebraciones cortesanas.

Durante la Guerra de la Independencia las tropas francesas instalaron su batería imperial en el interior del Castillo. Cuando los soldados franceses tuvieron que abandonar la ciudad ante el empuje de las tropas de Lord Wellintong, decidieron los franceses volar la fortaleza burgalesa. Así, el 13 de Junio de 1813 volaron el Castillo. La voladura fue feroz: afectó a las vidrieras de la catedral, a las construcciones aledañas de iglesias y casas… Curiosamente muchos soldados franceses perecieron a consecuencia del estallido: al parecer no les dio tiempo a desalojar la fortaleza antes de la explosión.

Destaca de la visita: las galerías subterráneas, el pozo medieval del siglo XIII y las maravillosas vistas de la ciudad.

Las galerías subterráneas son el resultado de un sistema de minas y contraminas para la defensa y ataque de la fortaleza y ya se sabe de su existencia en el siglo XIV. Por su parte el pozo medieval, tiene una longitud de 63 metros; consta de un cilindro central y a su alrededor hay adosados 6 husillos por donde bajan sus correspondientes escaleras. No hay un pozo de estas características en toda España. Sigue habiendo agua, ya que este pozo se nutre de un acuífero que sigue manado.

Una gran balconada que se abre a la ciudad. Desde aquí es fácil ver cara a cara la Catedral y reconocer los monumentos más cercanos y también más lejanos. La rosa de los vientos del centro marca las coordenadas y nos apunta que estamos a   929 metros sobre el nivel del mar. Sobre la balconada lucen diferentes relieves de los monumentos principales de Burgos, fácilmente reconocibles porque están orientados según está el original.

texto en inglésThe origins of the city of Burgos lie in the Castle of Burgos, which was founded in the year 884 by Count Diego Porcelos. The castle, which was a fortress directly controlled by the kings of Castile, eventually became a prison of State. It was also the place for diplomatic meetings and royal residence.

The French army established its imperial battery in the castle’s interior during the Peninsula War. Yet, the French soldiers were forced to abandon the city when Lord Wellington’s troops laid siege to them—though they first blew up the fortress. The castle, in effect, was blown up on the 13th June 1813. The blowing-up was fierce, affecting the cathedral’s stained glass windows as well as the buildings (churches and houses) in the surrounding area. Paradoxically enough, a great number of French soldiers died as a result of the explosion: apparently, they did not manage to evacuate the fortress before the explosion occurred.

Must-see sights: underground galleries, the 13th-century medieval well and the city’s wonderful sights.

texto en francésDans le Château, on y trouve l’origine de la ville, fondée en l’an 884 par le Comte Diego Porcelos. Il s’agissait d’une forteresse qui se trouvait sous le contrôle direct des monarques castillans. Il servit de prison pour certains des personnages de haut rang et il fut le lieu de réunion de diplomates, ainsi que celui des célébrations de la cour.

Durant la Guerre d’Indépendance de l’Espagne, les troupes françaises installèrent leur batterie impériale à l’intérieur du Château.  Lorsque les soldats français durent abandonner la ville à cause des troupes de Lord Wellington qui avançaient, ils décidèrent de faire sauter la forteresse de Burgos.  C’est ainsi qu’ils firent sauter le Château le 13 juin 1813. L’explosion fut féroce : elle toucha les vitraux de la cathédrale, les constructions voisines des églises et des maisons… Étrangement, suite à la détonation, beaucoup de soldats français trouvèrent la mort : apparemment ils n’auraient pas eu le temps d’évacuer la forteresse avant l’explosion.

À ne pas manquer lors de la visite: les galeries souterraines, le puits médiéval du XIIIe siècle et la superbe vue sur la ville.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar