El burgalés Carlos Barbero se ha convertido en el primer líder de la Vuelta a Burgos. El corredor del Caja Rural-Seguros RGA se ha impuesto en la primera etapa, con meta en la Ciudad Romana de Clunia, y defenderá mañana junto a su equipo el maillot morado en la contrarreloj colectiva de la capital burgalesa.

La etapa, como era de esperar, transcurrió por los derroteros habituales. Desde la misma salida hubo lucha por entrar en la escapada y multitud de ciclistas en busca de minutos en cabeza para lograr representación de sus escuadras en carrera y buscar los maillots secundarios. Por detrás, los equipos grandes controlando el pelotón para echar la fuga abajo en la parte final y evitar que sus aspirantes a la general perdieran opciones.

Y así fue. La escapada se formó pronto, en el kilómetro 5. En ella entraron el francés Alexis Gougeard (AG2R La Mondiale), Arnau Solé (Burgos BH), el siempre combativo Lluís Mas (Caja Rural-Seguros RGA), Egoitz García (Murias Taldea) y Fabio Duarte (Colombia), que no llegaron a disponer en ningún momento de más de 2’34» y que se repartieron los maillots en juego. El representante del equipo local vestirá mañana de azul tras pasar en primer lugar por dos de las tres metas volantes, mientras que el colombiano sumó más puntos que nadie en los diferentes altos del trazado y se enfundó el maillot rojo.

Etapa rutinaria, por tanto, con el Katusha de Dani Moreno y el Astana de Mikel Landa tirando el grupo. Siempre los fugados a una distancia controlable y fácilmente reducible, lo que se confirmó a 29 kilómetros de meta, cuando los dos últimos supervivientes, Gougeard y Mas (Duarte, Solé y García se habían descolgado en la ascensión al Alto del Majadal) fueron absorbidos y el pelotón se dirigió, ordenado, hacia la disputa de la etapa en Peñalba de Castro. Únicamente una incursión de Jon Ander Insausti (Murias Taldea), un intento de fuga en solitario que el Astana no permitió, animó los kilómetros previos a la llegada.

Y, ya en las inmediaciones de Peñalba de Castro, los grandes equipos se situaron al frente del pelotón para evitar sorpresas. Apareció el Movistar, discreto hasta ese instante, para situar bien a sus corredores, conocedores como son los navarros de la dificultad de una llegada estrecha en la que progresar es complicado. El Katusha protegía a Dani Moreno. El AG2R buscaba sus opciones y estiraba el pelotón antes de entrar en el kilómetro final.

En él, el Katusha tomó el mando, con Vicioso lanzando a su líder. El burgalés Barbero se situaba cerca, con Jesús Herrada (Movistar Team) a su rueda, David Belda (Burgos BH) buscando hueco y Miguel Ángel Rubiano, de la selección colombiana, tratando de sorprender. Luis León Sánchez (Astana) progresaba, pero nadie pudo con el representante local, que ya estuvo cerca del triunfo el viernes en el Circuito de Getxo y se sacó la espina de la mejor manera posible, con un triunfo, uno más, de prestigio. Doble premio para él: victoria y liderato.

En meta, tras Barbero entraron Dani Moreno y Jesús Herrada y a 3 segundos Luis León Sánchez y David Belda. También entre los mejores se situó Mikel Landa, que quiso evitar sorpresas, pero perdió esos segundos con Moreno.

Fuente: Diario de Burgos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar