Será la etapa reina con un total de 7 puertos de montaña, de los cuáles, 5 habrá que superarlos en los útlimos 58 kilómetros

La principal novedad de la etapa será la nueva salida de Caleruega con la que la Diputación se suma a la celebración de los 800 años del nacimiento de la Orden de los Dominicos, a la que pertenece el patrón de la provincia

Las Lagunas de Neila decidirán quien es el ganador final de la XXXVIII Vuelta a Burgos tras la disputa de la quinta, última y definitiva etapa, el sábado, 6 de agosto, en la que habrá que superar un total de siete puertos de montaña, de los cuáles, cinco están ubicados en los últimos 58 kilómetros de carrera.

La principal novedad de la que será un año más la etapa reina de la prueba será la salida diseñada en la localidad de Caleruega, que toma así el testigo de la Casa de la Madera del Comunero de Revenga como punto de partida de la etapa con final en Las Lagunas.

Un cambio de ubicación con la que la Diputación de Burgos, entidad organizadora de la prueba, quiere sumarse al Jubileo Dominicano que celebra los 800 años de existencia de los dominicos, orden a la que pertenece Santo Domingo de Guzmán, patrón de la provincia.

Tras tomar la salida en Caleruega y pasar por Arauzo de Miel y Huerta del Rey, los corredores tendrán que hacer frente a la primera dificultad montañosa de la joranda, el Alto del Cerro (3ª Categoría) situado en el kilómetro 21 de etapa.

Una vez superado el primer contacto con la montaña y atravesar las localidades de Hacinas, Salas de los Infantes, Castrillo de la Reina y Palacios de la Sierra, los corredores llegarán a Vilviestre del Pinar.

Desde este punto el recorrido será ya el mismo que en ediciones anteriores. Se ascenderá el Alto del Collado de Vilviestre (3ª Categoría), se pasará por Hontoria del Pinar y se hará la habitual incursión en la provincia de Soria tocando las localidades de San Leonardo de Yagüe y Navaleno.

Los útlimos 58 kilómetros de etapa serán, sin duda, los más exigentes de toda la carrera ya que los supervivientes del pelotón afrontarán un recorrido rompepiernas con cinco puertos de montaña: 3 de 2ª Categoría, 1 de 1ª Categoriá además de la meta, considerado puerto de Categoría Especial.

El primero será el Alto del Cargadero (2ª Cat.). A falta de 40 kilómetros se subirá por vez primera el Alto de Collado, que se volverá a subir a 11 kilómetros de meta. Entre medias, el Alto de Pasil de Rozavientos (1ª Cat.) situado a 30 kilómetros del final. Entre medias, la carrera pasará por Canicosa y Quintanar.

Desde la organización de la prueba se vuelve a animar a todos los aficionados al ciclismo a que aprovechen la posibilidad que ofrece este recorrido de ver un doble paso del pelotón por estos altos puntuables en los últimos 30 kilómetros y en una etapa de montaña.

Como en años anteriores, y ante la previsible asistencia de un gran número de aficonados, se aconseja siempre acudir con tiempo suficiente, especialmente para los que acudan con su vehículo, para poder disfrutar de un gran ambiente ciclista.

Una vez superado el segundo paso por el Alto del Collado la carrera entrará en su último kilómetro, coincidendo con el paso de El Portón, en cuyas rampas se volverá a decidir el gandor final de la Vuetla a Burgos.

Ver mapa »

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar