Vladimir Isaychev se ha impuesto en la tercera etapa de la Vuelta a Burgos. El ciclista ruso del Katusha ha aprovechado su punta de velocidad en una llegada reducida después de que la fuga, en contra de los pronósticos, haya logrado llegar a Villadiego en ventaja. El fuerte viento, que en dos ocasiones ha partido el pelotón de los favoritos, ha dificultado la labor de caza y eso ha permitido que los protagonistas, el propio Isaychev además de Miguel Ángel Benito (Caja Rural-Seguros RGA), Carlos Quintero (Colombia) y Matteo Busato (Southeast) se disputaran el triunfo de etapa.

Se esperaba una etapa de transición, de escapada, caza y llegada masiva, en la que, además, los favoritos al triunfo final no deseaban sustos ni sorpresa. Lo que no entraba en los planes de los equipos con corredores veloces era que los valientes de la jornada llegaran a meta y se disputaran el triunfo. Pero así ha sido en una etapa rápida que ha terminado con más de 15 minutos de adelanto sobre el horario previsto. Y que ha dado gloria a un corredor ruso, aunque afincado en España, que ha obtenido el justo premio a su insistencia durante la jornada, ya que ha estado presente en las dos fugas que han cuajado y han tenido protagonismo.

Etapa llana, propicia para aventureros y para la batalla desde el mismo inicio, como así ha sido. Nada más darse la salida real ya se ha producido el primer intento de tomar ventaja por parte de un Murias Taldea y posteriormente le han seguido otros compañeros de pelotón, siendo el más activo en este inicio Lluís Mas. El excorredor del Burgos BH, ahora enrolado en las filas del Caja Rural, ha saltado en el kilómetro 10 y se han unido a él Isaychev, el protagonista del día, el colombiano Juan Pablo Valencia, el francés Alexis Gougeard (AG2R La Mondiale), que ya estuvo fugado en la primera etapa, y Pablo Torres, del Burgos BH.

El buen entendimiento inicial de los escapados y la permisividad del pelotón ha hecho que rápidamente aumentara la ventaja de los mismos, siendo en apenas unos kilómetros de más de 2 minutos. Pero esto ha cambiado a partir del kilómetro 23, cuando Pablo Torres ha empezado a tener problemas (ha acabado abandonando, siendo el primero del pelotón en hacerlo) y se ha descolgado del grupo de seleccionados. En ese instante los dos equipos más modestos del pelotón, el Burgos BH y el Murias Taldea, al carecer de presencia en cabeza, han comandado el grupo, lo han estirado y han trabajado para poco a poco ir enjugando la renta. Gougeard ha decidido parar y se han quedado al frente Mas, Isaychev y Valencia, que han rodado durante 22 kilómetros más por delante, pero ya con rentas mínimas.

El pelotón se abalanzaba sobre ellos e incluso Beñat Txoperena (Murias) y Jesús del Pino (Burgos BH) han tratado de darles caza, sin éxito. La aventura, primera de la jornada, ha terminado en el kilómetro 62 sin éxito pero dejando a Mas como nuevo líder de las metas volantes.

Mediada la etapa era como si comenzara una nueva, pero ha habido poco tiempo para la tranquilidad. Porque en el kilómetro 69 nuevamente ha cuajado una fuga, en la que estaba otra vez presente Isaychev, en esta ocasión acompañado por Benito, Quintero, Busato e Imanol Estévez (Murias Taldea), aunque este poco después se ha rendido al no aguantar el fuerte ritmo impuesto.

Ha existido permisividad en el pelotón y la fuga ha logrado éxito. Ni el Caja Rural ni el Katusha tenían interés en echarla abajo al tener representación, y tampoco el Movistar Team parecía dispuesto a desgastar fuerzas. Solo el Astana podía lograrlo, pensando en mantener el maillot morado en el torso de Luis León Sánchez. En estas condiciones, pronto la ventaja se ha disparado a los 3 minutos.

Por detrás, además, se ha comenzado a librar una nueva batalla que unida al gran entendimiento de la escapada ha permitido que esta prosperara. El viento lateral ha originado dos importantes abanicos que han fracturado el pelotón. Los corredores importantes de la carrera han tenido que esforzarse para evitar sustos, estando todos ellos a gran altura. El primer abanico se ha anulado pronto y el segundo ha corrido la misma suerte. Pero tanto el burgalés Carlos Barbero (Caja Rural) como Winner Anacona, Giovanni Visconti (Movistar), Sánchez, Rein Taaramae (Astana), Dani Moreno, Ángel Vicioso (Kastusha)… han entrado en el corte bueno, evitando un final de nervios.

De una forma u otra, la mta se aproximaba, los fugados se entendían a las mil maravillas y por detrás únicamente el Astana, y no con todos sus hombres, se esforzaba por reducir la renta. De hecho, durante muchos kilómetros Miguel Ángel Benito ha sido líder provisional, ya que solo perdía 40 segundos con Sánchez.

Al final, no ha habido cambio de líder, pero tampoco esprint masivo. Los escapados han entrado en Villadiego con unos 20 segundos de renta y se han disputado el triunfo, a excepción de Valencia, más cansado y con peores piernas por el esfuerzo realizado. Benito ha probado suerte con un cambio de ritmo a falta de 600 metros, pero Busato e Isaychev no han cedido. Ambos han superado al español en los metros finales y el ruso ha sido el vencedor, reivindicándose y mostrando sus credenciales para estar en la próxima Vuelta a España.

Como dato curioso, Isaychev había iniciado la etapa como farolillo rojo de la clasificación a 6’21» de Luis León Sánchez, que se mantiene una etapa más como líder de la clasificación general.

Fuente: Diario de Burgos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar