El actual equipo de Gobierno de la Diputación Provincial tiene claro que «merece la pena» apostar por la Vuelta a Burgos, un ambicioso planteamiento que sortea la «miopía política» de aquellos partidos empeñados acabar con los grandes proyectos del Instituto para el Deporte y Juventud e, incluso, con la propia institución.

En 2019 habrá Vuelta a Burgos, como adelantó ayer un César Rico motivado por los resultados del análisis encargado para conocer el rendimiento económico de este evento deportivo.

El presidente de la Diputación asegura que la prueba cumple con su «objetivo fundamental» de promocionar la provincia y sus virtudes gastronómicas, patrimoniales, culturales y naturales. Una conclusión avalada por los datos expuestos por Javier Tola, experto en marketing deportivo.

El responsable de este informe destaca el alto impacto mediático protagonizado por la Vuelta a Burgos a través de distintos criterios técnicos y valora el retorno obtenido a través de prensa, televisión, radio e internet. La repercusión total alcanzada a través de las distintas plataformas es de 404 millones de impactos con una valoración económica acumulada de 12.4 millones de euros.

Este análisis se alimenta de las cifras de audiencia establecidas por el EGM, Kantar Media y la empresa que distribuye los derechos audiovisuales de la Vuelta a Burgos. El objetivo es establecer una relación lo más exacta posible acerca de cuánto costaría una campaña de publicidad para conseguir los datos expuestos.

Tola subraya el esfuerzo de la Diputación por ofrecer un «producto de calidad», tanto en la carretera como en la producción. «Se ha aumentado el tiempo de retransmisión en directo y se han añadido detalles técnicos sugeridos por las propias televisiones», señala el ejecutivo, para reconocer sus «buenas perspectivas» de futuro. «El retorno está muy por encima de los parámetros habituales», resume un Tola que destaca el alcance de la prueba. «Hemos pasado de dos operadores internacionales en 2015 a 7 operadores que han cubierto la prueba para 11 territorios de Europa y América en 2018», explica.

De esta forma, la Diputación Provincial tiene más argumentos para defender su apuesta por una Vuelta a Burgos cuyo presupuesto está fijado en 700.000 euros. La repercusión lograda justifica esta importante inversión y anima a la Diputación a mantener el pie en el acelerador.

Fuente: El Correo de Burgos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar